Alimentación vegana en bebés

Alimentación vegana en bebés

Desde este blog hemos hablando varias veces sobre dietas vegetarianas y, como sabréis, figuramos entre el directorio de profesionales de la Unión Vegetariana Española, que tratan pacientes vegetarianos y veganos. Pero hace poco surgió esta cuestión y me parecía importante escribir sobre ello.

Parece que cada vez más gente tiene claro que las dietas vegetarianas y veganas son seguras y saludables en adultos, pero ¿y en niños? ¿Es posible que su alimentación complementaria sea vegana? La respuesta es sí. Si consultamos la postura de la Academia de Nutrición y Dietética (2016), podemos leer que “las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluídas la dieta vegana, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios en la prevención y el tratamiento de determinadas patologías". Estas dietas son adecuadas para todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez, la adolescencia, la vejez y también en atletas.

Es decir, si queremos que nuestro hijo sea vegano desde el nacimiento, podemos llevarlo a cabo sin problema alguno. No, no le van a faltar nutrientes, ni va a crecer mejor o peor que otros niños. En este caso las recomendaciones son exactamente las mismas que en los adultos, tal y como os comentábamos en este post de este mismo blog. Únicamente deberemos adaptarla a las necesidades de nuestro bebé en función de su edad. Pero tranquil@, si esto todavía te suena a chino, no te preocupes. A continuación, te daré algunas recomendaciones e ideas. ¡Verás qué sencillo resulta!

1. Ofrécele comida de verdad.

Recordemos que la principal recomendación para en dietas vegetarianas y veganas es la misma que para el resto de la población: debe estar basada en alimentos saludables. ¿Parece muy evidente? Pues empieza retirando de la alimentación de tu pequeño todos esos zumitos, galletitas, bollitos, potitos y demás “productos para niños”. Los niños son como adultos, pero con menos tamaño, así que pueden comer comida “normal”, no necesitan todos estos productos y, que lleven el logo de “apto para veganos” no los hace más saludables.

2. Proteínas.

Sabemos que, en dietas veganas, las principales fuentes de proteínas vegetales las encontramos en las legumbres (y derivados), frutos secos, semillas y cereales integrales. En el caso de una alimentación vegetariana, también en los lácteos y huevos. Para ofrecérselas, además de en el típico potaje, podemos hacer humus, albóndigas o hamburguesas o incluso dulces con ellas: galletas, brownie… También podemos recurrir a alimentos como el tofu, el tempeh o los yogures de soja sin azúcar.

3. Hierro y calcio.

Como ya os comentamos en el anterior post sobre dietas veganas, los alimentos vegetales también contienen estos nutrientes. Para absorber mejor el hierro, debemos de combinar estos alimentos con alimentos ricos en vitamina C: cítricos, tomate, pimiento, perejil y evitar el café, el té, el cacao, los lácteos o los suplementos de calcio, ya que dificultarán su absorción.

4. Soja.

He querido hacer una mención especial a la soja ya que a menudo me preguntan por la seguridad de la misma. Bien, para que no haya lugar a dudas, el consumo de soja y derivados es seguro. Es en los suplementos de soja donde la seguridad no está del todo clara. En cuanto al consumo de soja transgénica, la gran mayoría de ésta se destina a la alimentación del ganado y, además, la legislación europea obliga a etiquetar aquellos alimentos transgénicos de consumo humano, por lo que, en el caso de que algún producto contuviera transgénicos, estaría indicado en la etiqueta. Es decir, si no lo pone es que no lleva transgénicos. ç

5. Vitamina B12. En el caso de bebés veganos, al igual que en adultos, deben suplementarse a partir del sexto mes, que es cuando comenzarán con la alimentación complementaria. Evidentemente la dosis será menor que en adultos y lo más sencillo será recurrir a un suplemento líquido, para administrarlo más fácilmente. Podéis consultar la dosis adecuada en función de la edad.

Edad

Suplemento diario de B12 (cianocobalamina)

Tomar 1 vez por semana un suplemento de B12 (cianocobalamina)

6-11 meses

5-20

400

1-3 años

10-40

750

4-8 años

13-50

1000

9-13 años

20-75

1500

Más de 14 años

25-100

2000

Recomendaciones de vitamina B12 en personas vegetarianas o veganas. Fuente: Adaptado del libro “Mamá come sano” de Julio Basulto, adaptado a su vez de Norris J., 2014 y Mangels y Messina, 2001

En resumen, al igual que en adultos, los bebés y niños pueden seguir una dieta vegana o vegetariana sin presentar ningún problema de salud. Esta dieta debe estar basada en alimentos saludables, de calidad, evitando los procesados (aunque estén destinados para bebés y/o para veganos).

Debemos asegurar un buen aporte proteico a través de legumbres y derivados, frutos secos y cereales, evitar los lácteos después de las comidas e incluir un suplemento de vitamina B12. Y si os habéis quedado con ganas de más ideas, podéis leer nuestro post “y ahora que soy vegetariano ¿qué como?”, que está cargadito de recetas deliciosas!

Add Comment

Specify Facebook App ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Facebook Login to work

Your email address will not be published. Required fields are marked *