Dietas para patologías

La importancia de nuestros hábitos nutricionales va más allá de la pérdida de peso.

Mediante la alimentación se pueden tratar y/o prevenir numerosas patologías, entre ellas:

  • Endocrinas: hipotiroidismo, dislipemias (colesterol / triglicéridos elevados), diabetes, hipertensión, síndrome metabólico, déficit de DAO...
  • Digestivas: estreñimiento, síndrome de Crohn, colitis ulcerosa, síndrome de intestino irritable, celiaquía...
  • Autoinmunes: fibromialgia, artritis reumatoide...

El tratamiento de estas patologías siempre se realiza de forma individualizada, de manera que al paciente le resulte sencillo el cambio de alimentación, mejorando así su sintomatología.